WHAT'S LIKE IN NEW YORK CITY

3 de marzo de 2010

Siento no haberte hablado en tanto tiempo, me sentía como perdido, sin rumbo, sin brújula, no paraba de estrellarme contra todo, estaba un poco loco, supongo. Nunca había estado perdido, tú eras mi verdadero Norte. Siempre sabia navegar de vuelta al hogar cuando tú eras mi hogar. Perdóname por haberme enfadado tanto cuando te fuiste, sigo creyendo que ha habido un error, y estoy esperando a que Dios lo enmiende, pero ahora estoy mejor, el trabajo me ayuda, sobre todo, me ayudas tú. Anoche entraste en mi sueño con esa sonrisa tuya que siempre me abrazaba como un amante y me acunaba como un niño. Lo único que recuerdo del sueño, es una sensación de paz. Me levanté con esa sensación e intenté mantenerla viva todo lo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.